COMENTA EN GOOGLE+

COMENTARIOS GOOGLE+

viernes, 30 de octubre de 2015

CINCO GARANTÍAS


   ¿Cinco garantías? nuestra constitución es garante no de cinco sino de 169 justo los artículos que contiene. Se nos ha dicho que la constitución es un ideario que ha de llevarse a cabo poco a poco y si se puede, ¿ Si se puede? No solo se puede, se debe, es una obligación democratica solo en manos de demócratas encaminarse a este fin.

En 1978 se tomó un camino, el del olvido, no fue la mejor decisión para cicatrizar heridas y atajar los males que las ocasionaron, pero, junto a este olvido casi voluntario y en un presente convulso, se nos mostró un futuro, una carta magna a modo de mapa para trazar el rumbo de nuestro pueblo, España. 169 artículos salvaguardas de la pluralidad, de la igualdad, de la justicia, de una España, una nación de naciones dispuesta a avanzar frente a un pasado que no quisimos afrontar, ¿vamos a permitir como entonces que sean olvidados?

Durante esta corta andadura de nuestra democracia, en nombre de la transición, que para mi gusto duró demasiado tiempo, se han vulnerado muchos de sus artículos y algunos de ellos, nuestra clase política, se ha atrevido a considerarlos utopías, sin embargo, escritos quedaron, se acordó respetarlos y dirigir todos los esfuerzos a la consecución de los mismos. ¿Qué ha fallado?
Toda norma contraria a la Constitución es nula, lo dice la ley, cambiarla sin el consenso unánime de la sociedad, para hacer de esa contrariedad algo legal ya ha sucedido desgraciadamente, violando precisamente, lo considerado inviolable. ¿Nos vamos a quedar quietos mientras se acomete tal atrocidad?

La aprobación  de la constitución, un dato curioso,  debió ser publicada en el BOE el 28 de diciembre de 1978, ¿A caso fue una inocentada?
Fuera de bromas, hace un momento me preguntaba a mi misma ¿qué ha fallado? y la respuesta se volcó en la siguiente linea sin apenas advertirlo (Toda norma contraria a la Constitución es nula)¿qué han hecho nuestros politicos con la norma? 
En el primer articula de nuestra constitución se dice, la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado, en la practica,  nosotros somos pueblo, pero ellos, los poderes,  son estado y han campado a sus anchas desde hace 30 años cambiando lo que marca la norma, no precisamente a nuestra voluntad.

Los distintos gobiernos sucedidos, han hecho de la interpretación de la constitución un engaño y del engaño leyes contrarias a la misma, contrarias a nosotros, contrarias al pueblo español ¿Vamos a seguir permitiendo lo? 
Del chantaje que supuso la transición a la imposición por decreto, ¿Es esto lo que queremos?

No voy ha hablar de siglas, ni de partidos, pero si alguien de pronto me habla de garantías, aunque solo sean cinco, obtiene toda mi atención, Garantizar no es prometer, es cumplir, aquello que ya se ha prometido y creo que va siendo hora.

El Cesar se siente augusto en el olvido, pero la memoria es una espada justiciera que en manos de nuestros mayores, gobierna el futuro de nuestros hijos. La constitución es el único argumento posible para gobernar, quien me la muestre sin miedo, tendrá garantizado mi voto.

A.M.G (30 de Octubre 2015)

Visitantes Recientes