COMENTA EN GOOGLE+

COMENTARIOS GOOGLE+

viernes, 30 de octubre de 2015

CINCO GARANTÍAS


   ¿Cinco garantías? nuestra constitución es garante no de cinco sino de 169 justo los artículos que contiene. Se nos ha dicho que la constitución es un ideario que ha de llevarse a cabo poco a poco y si se puede, ¿ Si se puede? No solo se puede, se debe, es una obligación democratica solo en manos de demócratas encaminarse a este fin.

En 1978 se tomó un camino, el del olvido, no fue la mejor decisión para cicatrizar heridas y atajar los males que las ocasionaron, pero, junto a este olvido casi voluntario y en un presente convulso, se nos mostró un futuro, una carta magna a modo de mapa para trazar el rumbo de nuestro pueblo, España. 169 artículos salvaguardas de la pluralidad, de la igualdad, de la justicia, de una España, una nación de naciones dispuesta a avanzar frente a un pasado que no quisimos afrontar, ¿vamos a permitir como entonces que sean olvidados?

Durante esta corta andadura de nuestra democracia, en nombre de la transición, que para mi gusto duró demasiado tiempo, se han vulnerado muchos de sus artículos y algunos de ellos, nuestra clase política, se ha atrevido a considerarlos utopías, sin embargo, escritos quedaron, se acordó respetarlos y dirigir todos los esfuerzos a la consecución de los mismos. ¿Qué ha fallado?
Toda norma contraria a la Constitución es nula, lo dice la ley, cambiarla sin el consenso unánime de la sociedad, para hacer de esa contrariedad algo legal ya ha sucedido desgraciadamente, violando precisamente, lo considerado inviolable. ¿Nos vamos a quedar quietos mientras se acomete tal atrocidad?

La aprobación  de la constitución, un dato curioso,  debió ser publicada en el BOE el 28 de diciembre de 1978, ¿A caso fue una inocentada?
Fuera de bromas, hace un momento me preguntaba a mi misma ¿qué ha fallado? y la respuesta se volcó en la siguiente linea sin apenas advertirlo (Toda norma contraria a la Constitución es nula)¿qué han hecho nuestros politicos con la norma? 
En el primer articula de nuestra constitución se dice, la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado, en la practica,  nosotros somos pueblo, pero ellos, los poderes,  son estado y han campado a sus anchas desde hace 30 años cambiando lo que marca la norma, no precisamente a nuestra voluntad.

Los distintos gobiernos sucedidos, han hecho de la interpretación de la constitución un engaño y del engaño leyes contrarias a la misma, contrarias a nosotros, contrarias al pueblo español ¿Vamos a seguir permitiendo lo? 
Del chantaje que supuso la transición a la imposición por decreto, ¿Es esto lo que queremos?

No voy ha hablar de siglas, ni de partidos, pero si alguien de pronto me habla de garantías, aunque solo sean cinco, obtiene toda mi atención, Garantizar no es prometer, es cumplir, aquello que ya se ha prometido y creo que va siendo hora.

El Cesar se siente augusto en el olvido, pero la memoria es una espada justiciera que en manos de nuestros mayores, gobierna el futuro de nuestros hijos. La constitución es el único argumento posible para gobernar, quien me la muestre sin miedo, tendrá garantizado mi voto.

A.M.G (30 de Octubre 2015)

sábado, 21 de marzo de 2015

DESDE EL LUGAR DE LOS HECHOS

   El 24 de mayo darán comienzo las elecciones municipales y autonómicas o debería decir ¿la carrera por el poder? Estamos casi en el ultimo tramo a 8 semanas escasas del gran momento y las dos grandes fuerzas políticas de este pais, se atrincheran tras sus siglas de toda la vida,  bajo lemas vacíos y carentes de contenido. La democracia ya no es joven y sin embargo parece que aun asi, tenga que seguir cogida de la mano de sus padres, unos padres que la violentaron hace mucho.

Y todo esto se lleva acabo desde el lugar de los hechos, con las siluetas de los cadáveres dibujadas con tiza todavia en el asfalto, mas que unas elecciones, parece la reconstrucción de los hechos de un delito.
Prevaricación, cohecho, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, blanqueo de dinero, estafas, fraudes, apropiaciones indebidas, son los argumentos sobre los que se cimienta el discurso electoral de cada bando.
Se trastocan términos como imputado, imputación, otorgándoles un carácter benévolo que en ningún caso contienen, un imputado es un acusado y toda imputación precisa un delito, que quede claro; los dos grandes partidos que hasta hoy se repartían el poder, dan a estos términos, por estar directamente ligados a ellos, un significado diferente, modifican el lenguaje de la fe, para que sigamos creyendo en ellos, imputado pasa a ser testigo, imputación esclarecimiento de los hechos, unos echos, que sin embargo y pese a ellos, pasan por la mirada atenta o no de un juez de instrucción.

Promesas ya incumplidas antes, vuelven a ser realizadas desde la impunidad que constata el tiempo.
Cabezas de lista que ya fallaron, prometen en el mismo lugar donde cometieron sus "errores" no volverlo hacer e incluso se atreven a pedirnos perdón por su torpeza, su ceguera, sus malas decisiones, Un ejemplo vivo de esto es Esperanza Aguirre candidata a la alcaldía de Madrid, tomó más de una veintena de malas decisiones durante su mandato como presidenta de la Comunidad de Madrid, veinte de los cargos nombrados por ella durante ese periodo,  hoy estan imputados o en la cárcel entre ellos el que fue su numero dos Francisco Granados, solo por esta incompetencia probada, voluntaria o no, debería existir una ley que le impidiera volver a presentarse como candidata. Podría seguir poniendo muchos ejemplos y seguro destacaría entre ellos el de los ERES en Andalucía, un robo en toda  regla a los andaluces y españoles cuyo botín ascendería al menos 152 millones de euros. Con casos como este o la Gurtel cuyos tentáculos abarcan varias comunidades autónomas entre ellas Valencia, sede de la corruptela por excelencia y tiempo, la Púnica, los Pujol,  el caso Blesa, las tarjetas black, Nóos, una tiene la sensación de que nuestros gobernantes y servidores públicos, no son si no a modo de Al Capome y sus coláteres, miembros de una banda criminal organizada.

PP y PSOE corren sin aliento, tomando aliento de los traspiés del otro y alzan su dedo acusador cinicámente, desde el banquillo de los acusados.
En este escenario de delitos sin tregua, en unos comicios que deberían estar llenos de soluciones irrumpen en la escena, pequeños corpúsculos de partidos que arrastran para si feligreses de otras siglas, la derecha se meteoriza y la izquierda se desintegra.

El voto útil, es el argumento tácito del PSOE, que acuña para si y desde hace ya mucho tiempo: "somos los menos malos". El voto del miedo, es el del partido popular con su visión catastrófica y un tanto ridícula, de una España latinizada. El voto del cambio, es el de el resto de los partidos que no pueden si no arañar unos cuantos escaños para poder jugar en primera linea, pero, no nos despistemos de estos ultimos, pudiera ser que en sus filas ya este presente el presidente de la España de dentro de diez años.

¿Ya está? ¿este es el abanico de posibilidades que se nos habré a los sufridos ciudadanos?
Quizá el Cesar crea que no es suficiente, o esté realmente molesto, por que busquemos algo más y este algo más se presenta  por sorpresa cual invitado especial a la fiesta y un partido nacido de la indignación, del cansancio ciudadano, viene a cubrir un espacio que es tan basto como nosotros queramos. De pronto el voto cobra una utilidad real, hace frente al miedo y nos invita a poder cambiar las cosas y no la hace desde la prudencia, si no a gritos, usando nuestro grito. ¿PODEMOS?
No me atrevería a calificar a Podemos de oportunista, aunque es muy posible que lo sea, pero si que hay en el un grado muy elevado de oportunidad, nuestra oportunidad de decir basta, de no conformarnos con las migajas de ser un simple escaño en el parlamente, de empezar a creer que somos capaces de gestionar nuestras vidas, nuestra ciudad, nuestro país, nuestro mundo, que somos quienes damos o quitamos el poder, hoy podemos y si hoy podemos, mañana tambien. Esto justamente es en esencia para mi Podemos, aglutinar el sentir ciudadano alrededor de una idea que no es el eslogan de un partido, si no nuestra firme voluntad de estar y vivir en un lugar mejor.

A.M.G (20 del 3 del 2015)

Visitantes Recientes