COMENTA EN GOOGLE+

COMENTARIOS GOOGLE+

viernes, 23 de marzo de 2012

SIN MIEDO

   Hoy voy a ser tremendamente subjetiva, tremendamente comprometida, y en absoluto imparcial, porque voy a contar y contarme por que el 29 de marzo hay que apoyar la huelga general. Me siento personalmente implicada en esto, porque son mis derechos de ciudadana, de trabajadora, de española, de humana, mortal y limitada, los que se están poniendo en juego.
Me siento particularmente en deuda con mis padres y mis abuelos, con aquellos que lucharon, por conseguir, que mi vida fuese más digna que la suya, que se involucraron sin miedo en el proyecto, de hacer que mis derechos, tuvieran un valor frente al continuo abuso de quienes me quieren esclava y sometida.
Me siento, emocionalmente obligada, porque tengo, hijos, sobrinos, amigos que no rebasan la veintena, y merecen tener objetivos distintos a los que yo tuve, y un presente cuando menos igual al mío.

La crisis es el espacio de nadie, donde se está levantando, un vasto imperio de pisoteados derechos. En nombre de la austeridad se nos trata de vender la idea de que hay que desandar lo andado, de que estando como estamos, quiero creerlo así, tan cerca de la meta, hay que retroceder, para que ellos puedan dar de nuevo el pistoletazo de salida.
Las conquistas del pasado, son hoy nuestra realidad, una realidad en la que ya tenemos reconocido el derecho a estar sindicados, a la huelga, en la que ya tenemos una jornada laboral de 45 horas semanales, en la que tenemos derecho a un descanso digno, a estar enfermos, a una sanidad pública y gratuita, a tener sueldos medianamente acordes con los precios del mercado, un realidad en la que el acceso a la educación, a la cultura, a un desarrollo personal y profesional digno, debe por ley estar al alcance de todos y pretenden convertir todo esto, en meras ilusiones o esperanzas de futuro, pero ese futuro es ya nuestro presente. ¿Vamos a permitir que nos lo arrebaten? Aún quedan muchas cosas por hacer, muchos logros que llevar a cabo, para que las generaciones futuras, nuestros hijos, nuestros nietos, vivan cada vez mejor, pero, el día 29 de Marzo, el día de la huelga general, se trata de mantener lo que ya hemos logrado, lo que hoy todavía, nos pertenece por derecho.

Debemos negarnos a correr una carrera que ya hemos ganado, nuestra negativa tiene que sonar alto y claro sin miedo, la huelga general del dia 29 de Marzo, es nuestra voz, nuestro grito.

Al Cesar le gusta vernos retroceder, cuadrigas ya usadas, gladiadores cansados, y el mismo camino que cree conocer, espero que esta vez su pulgar no marque el veredicto del pueblo.

                                                                                                     A.M.G (Marzo de 2012)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Visitantes Recientes