COMENTA EN GOOGLE+

COMENTARIOS GOOGLE+

jueves, 17 de diciembre de 2009

Hay que arreglar las carreteras


   El autocontrol que se exige a los ciudadanos por parte del gobierno de España en materia vial, bien podría exigírselo a sí mismo el estado español.
Ese minuto de silencio que nos propone la nueva campaña publicitaria de tráfico, en muchas ocasiones, mas de las que desearíamos y a tenor del nuevo informe RACE , podría ir precedido de alguna que otra demanda por ser consecuencia directa de una carretera en mal estado.
El 70% de los denominados puntos negros, según el mencionado informe, ya fueron denunciados hace tres años y el 65% no dispone de un sistema de control de la velocidad por medio de radar fijo.
Me gustaría hacer una sugerencia, incorporar en ese minuto de silencio una advertencia a modo de las que se colocan en las cajetillas de tabaco, “conducir en España puede ser perjudicial para su salud” e incluso me atrevería a ser más incisiva, “conducir en las carreteras españolas mata”.


A.M.G

lunes, 14 de diciembre de 2009

El legado de un abandono

Naciones Unidas resuelve, el colonialismo no es posible, quizá ¿debió decir viable? En el siglo XX. La ocupación a punta de metralleta, el imperialismo véase Marruecos, EEUU, Israel, y un largo etcétera, sustituyen el término.
España abandona su colonia y los chacales saben bien como repartirse a su presa; Marruecos tiene clara una cosa la suerte le sonríe, pero, hoy Aminatu Haidar, llega de pronto a recordarles que la suerte no dura cien años. La activista saharaui, no es marroquí, es su convicción, su creencia, su libertad de pensamiento, pero el Sahara Occidental es su tierra, a la que quiere regresar. Marruecos en boca de sus representantes, arguye que la decisión de Haidar, a modo de los inmolados y camicaces, ya conocidos en nuestros días, se corresponde con una estrategia para frustrar los planes marroquís de convertir el Sahara Occidental en una autonomía; no lo sería en materia económica, ni en materia militar, ni en la administración de sus riquezas, entonces, ¿en qué consistiría, esta autonomía que Marruecos propone a los saharauis? Y además, ¿el estado marroquí es tan, pero tan tonto, de proporcionarle el escenario para su “obra”? …umm… algo me huele a chamusquina.
Desde hace dieciocho años la ONU, y la MINORSU(Misión de Naciones Unidas para el referendo en el Sahara Occidental) muestran una vez más, su ineficacia en resolver asuntos que van más allá de la mera humanidad, aquí priman otras cuestiones, minas de fosfato, petróleo, recursos pesqueros, todo ello hoy en manos de Marruecos, intereses que sobreviven al hombre en el tiempo y en el espacio, al otro lado del muro, ese muro de más 2500 km, construido por las fuerzas de ocupación marroquí, ¿no al colonialismo? Detrás del muro, entre barricadas, campos minados, y ejércitos, ondea la bandera, no de un país dividido, que todo parece indicarnos que lo es, si no de la miseria, el hambre y la guerra. Interés, empecinamiento, y el pueblo saharaui en una permanente y forzosa huelga de hambre. Cayó el muro de Berlín, pero en este conflicto hay más de un muro, y el de la vergüenza nos aplastara a todos, si Aminatu Haidar muere.
Sin embargo, el Cesar parece estar a gusto con el estallido de este conflicto, lo cual no deja de inquietarme ¿Quiénes ganan con esta contienda que es vieja y de pronto nos la muestran como recién iniciada? Estados Unidos, parece posicionarse de parte de la activista, es un velado apoyo a… o ¿quizá una estratagema para desestabilizar, aún más si cabe, todo un continente? De lo que no cabe duda, es que entre multinacionales anda el juego.
Me resulta difícil, esbozar una razón más allá de la humana, para reafirmarme en que el Shara Occidental, merece la independencia, pero, la existencia de La Cárcel Negra de El Aaiún , pese a que Marruecos niegue su existencia, el deterioro de un pueblo que se muere de hambre rodeado de tanta riqueza, su riqueza, nada nuevo, por otra parte en el continente africano, las continuas contiendas bélicas, con sus consiguientes bajas, sean del bando que sean, me convencen de que la humana, es la única razón que necesitamos, y la única válida.
A.M.G

viernes, 11 de diciembre de 2009

¿ Karmele Marchante en Eurovisión?.

Estimados lectores, ante todo mi respeto por esta Sra."En La Viña del Sr. Cabemos todos".

¡Pero vamos!. Que se quiere presentar a Eurovisión y representarnos a todos los españoles.

Yo no se como estaremos vistos a los ojos de todos los países participantes en ese certamen, pero si sale elegida "Oh Dios Mío ......" estaremos peor vistos, " esa es mi humilde opinión".

A ver Karmelita, niña bonita. Que por que tu vida como periodista este apoyada por una cadena de televisión, no debes jugar con la profesión de los cantantes, eso es intrusismo, y mucho menos por que te sientas arropada y lanzada en una campaña que de verdad, tele 5 las hace muy buenas, y podrían sacar de ti mucho y convertirte en un producto rentable.
No debes de permitir que los esfuerzos de los que les cuesta llegar día tras día, a lo que para ellos es su vida, convertirlo en un mero juego, que como bien he dicho, estas utilizando el lanzamiento y campaña de dicha televisión.

A ver Karmelita. Qué eres un Tsunami, tengo que reconocer que si, pues para soportar y no desvanecer ante todos los estilos de ridículo que haces, debes de serlo.
A ver Karmelita. Mujeres al poder , pues si porque no, todos nos merecemos ser iguales, pero ni mas ni menos, ¿pero no te das cuenta que las composiciones de tus canciones no va mas allá de la redacción de una adolescente empezando a componer?.

Anda se honesta y una retirada a tiempo, no te vendrá mal, no quieras sumarte al carro de los oportunistas y quédate con tu sueño que hay muchos como tu, y todo lo mas, esbózalo en un articulo que es lo tuyo.

Mi voto va para la periodista de antaño, pero no para la cantante.






* Yo soy un tsunami, soy una chica in.
* La mujeres al poder.
* La Karmelita, niña bonita.

El Gran Ridículo se avecina, el gran tsunami quiere ir a Eurovisión
¿Nos debe representar?, deja tu humilde opinión.

Visitantes Recientes